El reto hotelero de la transformación digital completa como ventaja competitiva

el reto de la transformación digital en los hoteles

El reto hotelero de la transformación digital completa como ventaja competitiva

Hay tres cosas seguras que esta pandemia dejara asentada: que seguiremos pagando los impuestos, que las organizaciones se digitalizan o desaparecerán (o serán invisibles) y que estamos en un continuo cambio. Si la primera es obligatoria, qué decir de la segunda, cuando además es una oportunidad.

El 23 de septiembre pasado, Thomas Cook se declaró en quiebra. De liderar la innovación turística en el s. XIX a desaparecer en la era de la innovación en el s. XXI. ¿Qué lleva a una empresa que inventó los paquetes vacacionales (transporte, alojamiento y comida) en el año 1841 a desaparecer en un sector, como el turístico, en continuo crecimiento?

Y para la tercera, ya lo decía Miguel de Unamuno “El progreso consiste en el cambio”. En esta entrada analizaremos el gran reto de la transformación digital en los hoteles.

La necesidad de entender y gestionar el cambio

En los hoteles tenemos un reto, de hecho, es un gran reto: tomar conciencia de lo que es “ser digital”.

Para George Westerman, científico jefe de MIT: “Cuando la transformación digital se hace bien, es como una oruga transformándose en mariposa, pero cuando se hace mal, es simplemente una oruga más rápida.”

 Nacho de Pinedo, co Fundador & CEO del ISDI (Instituto Superior para el Desarrollo de Internet), habla de que el término genera confusión. No deberíamos hablar de transformación digital, sino de “transformación para la era digital”. Y esa transformación, aunque tiene cierto componente tecnológico, es sobre todo un reto en la correcta gestión del cambio

La transformación digital es un cambio de cultura, se trata de recuperar la competitividad perdida por el drástico cambio del contexto, actualizando la manera de pensar, organizar, dirigir, medir, gestionar, crear, comunicar, producir y comercializar para adecuarnos a un nuevo contexto en el que el cambio es lo único que permanece.

Sin cambio podríamos hablar de un “suicidio digital”, sin cambio sería un #digiticidio.

“La estrategia, no la tecnología, es el motor clave de la transformación digital.” Gerarld Kane (MIT Sloan Management Review)

Capacitación continua, aprendizaje continuo

Interesante el Tercer estudio de competencias digitales en la empresa española, del ICEMD (Instituto de Economía Digital del ESIC). El estudio identifica las 23 disciplinas digitales fundamentales y muestra el grado de importancia, de implementación y de inversión en estas competencias por las organizaciones, junto a la situación y necesidades de capacitación, a través del índice de competencia digital (ICD)

Es vital para la supervivencia, como decía al comienzo, tomar conciencia de adquirir competencias digitales.

Las empresas (y especialmente las del sector hotelero y turístico) serán por tanto digitalmente competentes, y aunque poco a poco van siendo más relevantes la inversiones en blockchain, inteligencia artificial y cognitiva, IoT (internet de las cosas), Big Data, queda mucho recorrido en aquellas competencias “que forman la base de la pirámide digital”, Cloud y virtualización, comercio electrónico, Customer Experience y ciberseguridad (afortunadamente en crecimiento), todas bajo la mejor conectividad de banda ancha fija y móvil.

Es necesario aclarar que en este nuevo espacio las competencias digitales seguirán teniendo un papel muy relevante, pero estas no se centrarán en el uso de la tecnología, sino en la capacidad de innovar con ella. #SinInnovaciónNoHayFuturo.

Retomando la metáfora de Westerman, no es suficiente. Cuantas más competencias digitales implantemos en las organizaciones, más rápida será la oruga, entonces…

¿Cuál es la clave para una transformación digital completa?

Sugiero prestar especial atención al informe Future of Jobs Report 2018 del World Economic Forum, dónde éste espera una creciente valoración de habilidades “esencialmente humanas” como son la inteligencia emocional, el liderazgo personal y la influencia social, lo que confirma eso de que “quien trabaje como un robot tendrá los días contados”. Y en Mehahotel lo sabemos y lo co-creamos con nuestros clientes Nuestros programas potencian el desarrollo del talento y el bienestar, de aquellos (los empleados) que cuidan de sus clientes. Para Metahotel #LasPersonasLoPrimero.

Por tanto, las organizaciones deben tomar conciencia de adquirir competencias para el desarrollo de personas: gestión del talento, gestión del cambio, gestión del miedo, liderazgo inclusivo, diversidad, trabajo en equipo, empatía, y muy importante, las empresas necesitan lideres coaches para ir facilitando el camino de la metamorfosis.

Si la inteligencia artificial es relevante y lo será aún más ¿Qué decir de la inteligencia emocional? Las empresas emocionalmente inteligentes, son un 20% más productivas, por ejemplo.

Cuando las personas participan del cambio están sentando las bases para un compromiso recíproco entre empleado y empleador.

Tan sólo falta el último paso para completar la metamorfosis de la oruga en mariposa y completar la transformación digital y es hacer de ésta, una ventaja competitiva.

Podríamos decir que estamos desarrollando, para esta nueva era digital, la idea de las capacidades dinámicas de Teece, Pisano y Shuen que las definían como “la habilidad de una compañía para integrar, construir y reconfigurar las competencias internas y externas con el fin de afrontar con celeridad los cambios del entorno. Además, reflejan la habilidad de una organización para adquirir nuevas formas de ventaja competitiva”.

transformación digital en los hoteles

¿Cómo hace un hotel para que perdure el cambio?

Haciendo de la transformación digital completa un hábito. Tal cómo propone John P. Kotter, profesor emérito de liderazgo de la cátedra Konosuke Matsuishita de la Harvard Business School y autor del bestseller Leading Change, en los ocho pasos del cambio exitoso

  1. Crear un sentido de urgencia para motivar el cambio
  2. Construir un equipo guía con capacidades que ayuden al cambio
  3. Establecer la visión estratégica para hacer del cambio una realidad
  4. Reclutar al mayor número de personas que entiendan y acepten la estrategia adoptada
  5. Eliminar barreras y obstáculos que impidan que se logre el objetivo
  6. Presentar los éxitos a corto plazo alcanzados
  7. Mantener el cambio de forma infatigable hasta que sea una realidad
  8. Hacer que el cambio perdure en el tiempo hasta que reemplace a los viejos hábitos

La transformación digital completa, hará que las organizaciones sean mucho más ágiles ( y no sólo por incorporar metodologías ágiles), sino porque se implantará una cultura, una mentalidad de aprendizaje ágil (no nos olvidemos que estamos en la era del aprendizaje), atraerán al talento, gestionaran con normalidad los cambios y  acelerarán los mismos  y además, se convertirán en  organizaciones resilientes, saldrán reforzadas de cualquier adversidad, por lo que ya estarán preparadas para crecer, competir y crear valor.

El reto está servido: ¿quiere ser tu organización, empresa, hotel, una “organización mariposa”? ¿tiene una hoja de ruta digital? ¿y una hoja de ruta de #LasPersonasLoPrimero? o tiene el síndrome de Peter Pan, miedo a crecer y a cambiar.

¿Nos vemos en el check in?

Entrada facilitada por Jota Suárez, miembro del equipo Metahotel, Responsable Regional de Ventas y Coach Ejecutivo Sistemático

 

Sin comentarios

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
¿Hablamos?